imgPost
Columna – Las redes sociales y la relación con las comunidades

Columna---Las-redes-sociales-y-la-relación-con-las-comunidades

Las dinámicas sociales actuales han puesto en evidencia que existe una insatisfacción generalizada y a la tradicional desconfianza de los chilenos se ha sumado una fuerte desconfianza hacia las instituciones debido a múltiples factores, como la limitada participación ciudadana de aquellos grupos más vulnerables, la ausencia de mecanismos para plantear demandas o entablar diálogos con autoridades, y la sensación de abusos económicos y laborales, entre otros. Los motivos se han ido acumulando y esto ha generado esta especie de explosión social.

La sociedad ha cambiado y hoy los ciudadanos que se expresan directamente y exigen que sus demandas sean escuchadas. Este punto de inflexión se produce a partir de los movimientos estudiantiles en el año 2011, quienes a través de las marchas y redes sociales canalizan este malestar. Este movimiento despertó a otros y las manifestaciones fueron aumentando, concentrándose de la misma manera: estos grupos se organizan, se reúnen y se comunican a través de las redes sociales. Así surge con fuerza una potente herramienta que es utilizada como vía de expresión y de cohesión.
Hace algunos meses, un estudio concluyó que los chilenos son más activos en participar en temas ambientales a través de las redes sociales. Esto pone a las empresas frente a un desafío que deben asumir: valorizar el efecto que pueden tener las redes sociales en el proceso de desarrollo de proyectos u operaciones que impacten al medio ambiente y a las comunidades. Es necesario que desarrollen e implementen estrategias digitales que favorezcan el estudio, análisis y gestión de las redes por la relevancia que tienen como movilizador social.

Las redes sociales han irrumpido con fuerza inusitada en Chile, y se han transformado en el principal canal que utilizan los chilenos para informarse, expresar sus opiniones y manifestarse en contra de proyectos que sienten que afectan el medioambiente.
Han mejorado la forma de generar ideas, pasando del conocimiento compartido al conocimiento colectivo, siendo un espacio de intercambio de ideas más efectivo y de búsqueda de resolución de problemas. Por esto es que no debe extrañar que las ONG’s las utilicen mucho más que las empresas y otras organizaciones, pues descubrieron anticipadamente los beneficios que otorga en la transmisión de ideas y mensajes; compartir información y la posibilidad que ofrecen para convocar adherentes y que éstos sientan que hacen todo lo que sea políticamente correcto. Para las ONG’s y los movimientos sociales en general, las redes sociales se han transformado en una importante herramienta para convertirse en agentes de cambio.

Para las empresas, las redes sociales pueden servirle también para aproximarse a las problemáticas de las comunidades en las cuales intervienen e interactúan, y así anticiparse a conflictos. Su utilidad debe ser vista como una herramienta útil que favorezca el desarrollo de planes y estrategias con las comunidades, obviamente sin dejar de lado el relacionamiento directo con éstas, ya que nada es mejor que el cara a cara. De este modo será posible ejecutar un plan de relacionamiento comunitario que garantice la viabilidad de los proyectos a partir de la generación de valor compartido, para así lograr acuerdos de trabajo en conjunto, proponer posibles soluciones a los problemas que les inquieten y poder entablar diálogos que sean sostenibles en el tiempo.

Ver articulo completo